Agenda

3 julio 2015

Angelique Pfitzner, presentación de la novela “Eldha caso cerrado”

Dice la autora:

La mente de un escritor es un libro en blanco lleno de imaginación”

Una frase que escribí hace mucho tiempo.

Mis precoces lecturas me motivaron a descubrir en profundidad el universo de la lectura. Recuerdo devorar libros y libros en la biblioteca de mi madre. Mitología griega, dioses y hombres, tierras místicas y misteriosas. Ciencia ficción, fantasía, superhéroes. Enigmas sobrenaturales, fantasmas ovnis. Además de una amplia colección de libros de Agatha Christie.

¿Qué importaba?

Cualquier historia era material de cultivo para volar a otra época, a un espacio diferente. Zambullir la mente, conectarme a ellas y dejarme seducir con sus personajes en cualquiera de sus formas.

Pasión en la infancia como lector, encontrar amigos con quien compartir sus historias y a la vez las mías inventadas.

En mi caso las letras me encontraron. Escribir es libertad en estado puro.

Transfórmate en quien te apetezca, sin censuras, barreras, estereotipos creados de nuestra sociedad. Sientes y plasmas en letras la imaginación de tu interior. Vuelcas palabras, frases y capítulos hasta forjar una historia, en mi pluma de género negro policíaco.

He escrito durante toda mi vida.

Inventar y plasmar en un trozo de papel en blanco.

Después de leer a los grandes principalmente del género negro Henning Mankel, Edgar Alan Poe,.. Raymond Chandler y su detective principal es Philip Marlowe. James Ellroy, escritor de L. A. confidential…. Etc.

Decidí plasmar en letras luces y sombras, espejo de actos que salpica en desbordada atracción a la lectura. Novelas impregnadas de contenidos lejos del límite de la lógica, del control en las riendas del escritor. Dolor y placer. En mi caso que escribo por impulso, nace un disfrute, un vínculo, una rendición a mis personajes. Conocerlos y dejar que crezcan hasta tener su vida propia, volverse más poderosos que yo misma. Al final un rol invertido donde ellos dirigen su autonomía. Mi papel, saber más y más. Llorar y reír. Alcanzar la última palabra de tres letras: FIN

Después no me reconozco y sin embargo existen. Existen en un mundo virtual con nombres, rostros, vidas. Policías desestructurados, lobos solitarios sin necesidad de gabardinas grises. Individuos convertidos en disparidad de periodistas, abogados, médicos. Cloacas abiertas de rabia, locura, debilidades humanas, perversión. Maldad visceral.

Afición por escribir, necesidad de atrapar a mis personajes y vuelven a escapar. Disfrutar del placer de la imaginación en cada novela y aprender cada día. Escribo porque me gusta.

Escribo por impulso. Sin argumento previo. Atrapada en una hoja de papel en blanco, mis personajes son la antítesis de mí. Sus vidas, formas de comportamiento, vocabulario, no tiene nada que ver conmigo. Soy quien se me antoja ser, sin censuras, barreras, estereotipos, ni juicios previos.

Tal vez la base de desvincularme completamente de mi misma es recordar aquel primer consejo que me ofreció el director de escena durante mi primera incursión en el teatro:

Interpretar un personaje es asimilar que no existes.

Pensar, hablar, caminar, sentir, meterte en la piel de otra persona.

Olvidarte de quien eres

Hipótesis, deducciones, miradas críticas sobre nuestra sociedad, los buenos, los malos.

Igual que un director de cine que ha llevado a la gran pantalla la lujuria, perversión, respuesta a la corrupción, delincuencia, denuncia social. Ha sabido recoger de forma inexplicable una mirada y convertirla en miedo, empatía e implicar al espectador, gracias al celuloide, en el misterio de la película y desenlace, no olvidemos al gran maestro por excelencia del suspense y terror Alfred Hitchcook. Ser escritor no lo eliges. Es amor a las letras. El arte más humilde que existe con una gota de tinta, simplemente te escoge.

Desvelar un crimen, castigar al asesino, vitorear casi en público al héroe, cínico y en decadencia.

Mi primera novela Publicada en el 2011, Compulsiva Obsesión, quedó ganadora en 2012 en el CERTAMEN LITERARIO LA ISLA DE LAS LETRAS, como mejor novela del género negro. El Dr. Cabrera me hizo entrega del premio en Madrid.

A partir de ese momento empecé a compartir mis pequeños poemas que tanto imaginé que a nadie le gustaría y ha sido una satisfacción enorme llegar al corazón del lector y recibir también reconocimientos.

En la actualidad quiero seguir aprendiendo, enriquecerme con el lector, sus críticas y opiniones, siempre para mis constructivas y seguir adelante.

Acabo de publicar mi segunda novela ELDHA CASO CERRADO:

Mi pluma en estallido de conductas miserias. Voluntad de intriga.

¿Qué se cuece entre sus páginas?

¿Preguntas?

¿Respuestas?

¿Qué más os puedo decir de mí? Infinidad de satisfacciones, sentimientos, percepciones, tantas historias me quedan aún por tatuar en hojas…

Solo de ELDHA os diré una cosa:

No olvidéis respirar y coger aire en cada página para templar los nervios.

ELDHA. Caso Cerrado.

Una radiografía sin rostro en alimento del género negro.

ELDHA PORTADA

Lugar: Aula dels Escriptors de la ACEC, Ateneu Barcelonès - Canuda, 6 - Barcelona

Horario: 18.00

Organizador: El Laberinto de Ariadna