Agenda

29 septiembre 2017

¿Qué fue del niño de “Las nanas de la cebolla”?

MANUEL MIGUEL HERNÁNDEZ MANRESA,

Manuel Miguel (Cox, 4-I-1939 – Elche, 23-V-1984). Fue el segundo hijo del poeta Miguel Hernández y su esposa Josefina Manresa. Sus padres decidieron ponerle este nombre compuesto en memoria de su abuelo materno Manuel Manresa Pámies y su abuelo paterno Miguel Hernández Sánchez, aunque su padre solía llamarle familiarmente como Manolillo o Cuqui, según se puede leer en algunas de las cartas del poeta a su mujer. Así, el 18 de febrero de 1939 escribe Miguel a Josefina desde Valencia: “No te preocupes por mí, que dentro de poco me tienes a tu lado y al de Manolillo”.  Durante la etapa carcelaria de Miguel Hernández se muestra constante la presencia de su hijo en las cartas que escribe a su esposa así como en distintos poemas que le rememoran. Mención especial merece el poema de las “Nanas de la cebolla” que  compone Miguel Hernández para su hijo en la prisión madrileña de Torrijos, en septiembre de 1939, al recibir una carta de su esposa comentándole que se alimentaba a base de cebollas. “El olor de la cebolla que comes – le escribe Miguel a Josefina- me llega hasta aquí, y mi niño se sentirá indignado de mamar y sacar zumo de cebolla en vez de leche”. Tras la muerte de Miguel Hernández en el Reformatorio de Adultos de Alicante el 28 de marzo de 1942, Josefina decide trasladarse con su hijo Manuel Miguel a Elche para buscar trabajo. Así, en el año 1950 Josefina Manresa y su hijo Manuel Miguel, de once años de edad, fijan su residencia familiar  en la ciudad de Elche  en una sencilla vivienda de planta baja situada en la calle Reina Victoria, número 55, esquina con la calle Serrano Anguita. Manuel Miguel continuó sus estudios escolares en distintos colegios ilicitanos, así como en otro centro educativo de Valencia, donde permaneció varios meses bajo la tutela del matrimonio de Josefina Escolano (Mª de Gracia Ifach) y Francisco Rives.  En los años 70  contrajo matrimonio con Lucía Izquierdo García, con quien tuvo dos hijos: María José y Miguel. El 23 de mayo de 1984, a los cuarenta y cinco años de edad, murió Manuel Miguel Hernández en su domicilio familiar de Elche debido, según noticias publicadas en la prensa local, a una embolia pulmonar. Su cuerpo fue enterrado junto al de su padre en el cementerio de Alicante.

 

 

Lugar: Aula dels Escritors - Canuda, 6 - 5 - Ateneu Barcelones - Barcelona

Horario: 18.00

Organizador: El Laberinto de Ariadna - Josep Cascales y Felipe Sérvulo